miércoles, 18 de mayo de 2016

Revolución americana causas y consecuencias

Revolución americana causas y consecuencias, 1776, historia, cuando fue.
La historia de la revolución americana (no me gusta el término pero es el más usado), es el recuento de cómo las 13 colonias británicas en América se independizaron de Gran Bretaña, durante el periodo 1775- 1783, naciendo así una nueva nación: Los Estados Unidos de Norteamérica (the United States of America).

Tributación sin representación 


Para 1760, las colonias británicas en América eran 13 y habían desarrollado sus propios sistemas políticos y económicos. En su mayor parte, la monarquía y el parlamento británico se abstuvieron de involucrarse directamente en los aspectos de la vida colonial desde principios de 1700, concediendo un cierto grado de autonomía a las mismas [1]. 

Pero el estallido de la guerra franco- india (1754- 1763) habría de cambiar la situación de las 13 colonias. Los británicos trataron de proteger a las colonias, enviando todo el pie de fuerza posible, para resguardarlas de franceses e indios. Concluida dicha guerra, agotado el tesoro británico por el esfuerzo económico, el parlamento británico decide crear impuestos para compartir el pago de las deudas generadas por el conflicto mencionado. 

Durante una década los británicos se dedicaron a crear una serie de medidas fiscales que indignaron a los colonos, puesto que no estaban enseñados a exacciones tributarias por parte de los británicos: sus impuestos eran para beneficio de las mismas colonias hasta ese instante. Los tributos incluían por igual al comercio y el dinero; se colocaron impuestos a la importación del Té (1763), a la importación del azúcar (1764); se promulgó la ley de las estampillas (1765), la ley de declaratoria (1766), las leyes de Townshend (1767). Los impuestos sobre las importaciones cobijaron a varias mercancías más, como documentos jurídicos, vidrio, plomo y otras.

El resentimiento contra las impopulares acciones del parlamento británico empezaron a cohesionar el descontento en las 13 colonias, pero lo que más exacerbó los ánimos de los colonos, según mi opinión fue la ley de las estampillas, que afectaba sobre todo a impresores y libreros. Luego este gremio se dedicó a divulgar su descontento en periódicos y panfletos, así como a canalizar la oposición al régimen británico. Los colonos resistieron al régimen británico de varias maneras. Públicamente se criticaba al parlamento por votar más impuestos sin el consentimiento de los colonos. 

Comerciantes y trabajadores crearon “los hijos de la libertad”, algo así como un club militar. Era común que se acosara a los colectores de impuestos, se hicieran mitines y charlas, así como el boicoteo de mercancías británicas. Por ejemplo, es célebre Boston Tea Party durante diciembre de 1773 en el puerto de Boston. Los británicos tampoco se quedaron quietos y un año más tarde promulgaron leyes de coerción, que limitaban la autonomía de las 13 colonias. 

Cuando los británicos disolvieron la legislatura de Massachusetts, cerraron el puerto de Boston, cerraron los tribunales coloniales y acuartelaron las tropas, obligó a que las 13 colonias trabajaran más unidas que nunca en lograr su independencia, así hubiera que recurrir a las armas para lograrlo. Fue ese año de 1774 cuando se reúne el primer congreso continental de delegados de las 13 colonias para coordinar acciones a seguir.Dicho congreso envió una suerte de memorial al parlamento inglés solicitando se resolvieran sus quejas. Y aunque había distintas facciones dentro de los colonos, un grupo de ellos decidió que era hora de prepararse para la guerra [2].

Las tensiones entre colonos y británicos desataron las hostilidades del 19 de abril de 1775. Tropas británicas marcharon en pos de capturar a los rebeldes y sus armas, en Lexington y Concord (Massachusetts), comenzando la resistencia armada por parte de los americanos, empezando formalmente la revolución americana y la guerra.

En el verano de 1775 las colonias se reunieron en un segundo congreso que dictaminó formalmente lanzarse en su proceso independentista, estableciendo una confederación y un gobierno que unificara los movimientos a seguir. Para algunos el comienzo fue tímido y débil, puesto que el suministro de fondos no era óptimo, ni el número de pertrechos o personal militar, el adecuado. Pero aun así se decidieron. 

En gran parte la victoria de los colonos americanos se debe al liderazgo incuestionable del general George Washington (1732- 1799), ya que contra todos los pronósticos posibles, supo sacar las tropas victoriosas, pese a la inexperiencia de sus hombres en lides militares y a la fragilidad del gobierno federal. La otra clave crucial para el éxito de la revolución americana fue el irrestricto apoyo de Francia a esta causa. En mayo de 1779, Francia y Estados Unidos firmaron un tratado de ayuda para la causa americana. Pero no fueron solo los franceses los que colaboraron a la causa del nacimiento de los Estados Unidos, también España y los países bajos dieron su colaboración. Todos esos esfuerzos mancomunados dieron como resultado la victoria militar en octubre de 1781, cuando en la batalla de Yorktown, Virginia, el general británico Cornwallis (1738-1805) se rindió.
La guerra de revolución americana terminó oficialmente con el tratado de París en 1783.
[1] Sus gobiernos, economías y poblaciones eran notablemente diferentes entre sí; eran comunes sus desacuerdos políticos y rara vez se unían por una misma causa. [2]Dicen los expertos historiadores que, antes del estallido de la revolución, solo un tercio de la población estaba de acuerdo con las vías de hecho y el proceso independentista. Los dos tercios restantes eran leales súbditos británicos que no querían problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario