lunes, 2 de mayo de 2011

Politica internacional de Obama

Hasta el momento la política internacional de Obama era tan confusa para sus electores como para la prensa en general, se notaba un líder indeciso, poco capaz de reaccionar con rapidez frente a las presiones y crisis mediáticas.

Esto de la muerte de Osama lo hace muy popular; los especialistas se preguntan es cuánto durará este efecto y, si la percepción de un gran líder en el frente internacional, será suficiente para contrarrestar la bomba fiscal de los Estados Unidos, las cifras de desempleo y los altos costos del combustible (derivados, estos últimos, al menos en parte de la intervención en Libia). Y que no sea momento de cantar victorias definitivas.

No hace mucho,  pese a que la administración Bush capturó a Gadafi y los índices de popularidad eran altos, perdió las elecciones. Así que ojo con la confianza excesiva. ¿Qué pasará en Guantánamo? ¿Que percibirán los electores? ¿Cómo se desarrollará el problema de los indocumentados e inmigrantes hispanos? ¿Que ocurrirá con las tropas estadounidenses acantonadas en Irak? ¿Con los militares norteamericanos en Yemen, Afganistán? La política internacional de Obama es un yo-yo, que a veces tiene a Obama en la cima, pero al menor descuido lo pone muy bajo ante los electores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario