viernes, 28 de agosto de 2009

Benjamin Franklin-historia-biografia

Benjamin Franklin es considerado como uno de los padres fundadores de los Estados Unidos. A diferencia de muchos de sus contemporáneos, Benjamin Franklin tuvo una vida por fuera de la política. El era un experto en una variedad de temas e hizo grandes contribuciones a la ciencia.

Primeros años

Benjamin Franklin nació el 17 de enero de 1706, en Milk Street, Boston, Massachusetts. Fue el hijo No quince de los diecisiete hijos nacidos de su padre Josiah Franklin, un fabricante de velas y jabón; La madre de Benjamín, Abías Folger era la segunda esposa de Josiah y con él concebiría 10 hijos del total mencionado.

Franklin sólo había recibido dos años de educación formal (en el Boston Latin School) antes de ser aprendiz de su padre a los  diez años de edad. A Franklin no le gustaba este tipo de trabajo, así que buscó volverse aprendiz de una imprenta junto a un hermano mayor. Su educación continuaba por medio de una lectura voraz.

Franklin pasó cinco años trabajando y aprendiendo a ser un experto con la imprenta. Una imprenta de éxito necesitaba para su óptimo funcionamiento un investigador, escritor y editor así como el técnico preciso que estableciera los tipos a la hora de  imprimir las páginas. Franklin destacaba en este arte y aprendió a escribir bien sobre muchos temas. Destacaba por su defensa de la libertad de expresión a tan temprana edad, junto a su hermano James.

A los diecisiete años, Franklin marchó  a Filadelfia, Pensilvania, donde continuó  para trabajar como otra imprenta.

En 1724, Franklin salió de  Pensilvania para ir hasta Inglaterra. Vivió allí durante cinco  años, mientras continuaba escribiendo y perfeccionando sus habilidades de impresor. Franklin agradeció el estilo de vida de Londres y el continente europeo, pero volvió a Filadelfia en 1729.Allí en Filadelfia, Franklin compró la quebrada Pennsylvania Gazette newspaper e hizo de esa ciudad su domicilio principal, elaborando su más famosa publicación, El Almanaque del Pobre Richard (Poor Richard’s Almanack), que escribió bajo el seudónimo de Richard Saunders. Era una recopilación de información astronómica, asesoramiento acerca de la medicina y anécdotas morales. Durante ese tiempo, Benjamin Franklin también operaba una librería y se convirtió en secretario de la Asamblea de Pensilvania y, se desempeñó como administrador de correos de Filadelfia.

El 1 de septiembre de 1730 Débora Lee se convierte en amante (viven juntos pero no están casados legalmente) de Benjamín Franklin. Nuestro célebre personaje se negó a contraer nupcias debido a las deudas que había contraído la señora Lee en su anterior matrimonio (con John Rodgers) y que podría complicar su vida financiera si se casaba con ella (jejeje, no es el único). La pareja Franklin Lee tuvo dos hijos (Francis y Sarah) , en 1736 y en 1743. También criaron a un hijo ilegítimo (William) de Benjamin, engendrado por 1729. Deboráh, temerosa de viajar por mar, nunca lo acompañó en sus viajes; fallecería durante una ausencia suya en 1774, por derrame cerebral.

Cuando Benjamín Franklin tenía 42 años, decide jubilarse. Debido al éxito de sus negocios, decide vender y retirarse con el producido para dedicarse a asuntos civiles y gubernamentales. Entre sus contribuciones a la temprana política norteamericana, tenemos que Franklin sirvió en el Segundo Congreso Continental, donde en el verano de 1776 ayuda a redactar la declaración de la independencia de Estados Unidos. Durante la llamada revolución americana (1775- 1783), Benjamin Franklin negoció una importante alianza con Francia, donde además continuaría su servicio diplomático durante nueve años antes de regresar a Filadelfia. En 1787, Franklin asiste a la convención constitucional, durante la cual sus miembros integrantes firmarían la constitución de los Estados Unidos).

Pero Benjamin Franklin es también recordado por su pasión por la ciencia. No olvidemos que fue su curiosidad la que le llevó a experimentar y a crear los pararrayos que tanto bien le hacen a los edificios. En 1740 creó un  invento simple que calentaría miles de hogares en los Estados Unidos: la estufa Franklin. Vendida como la “Chimenea Pensilvania”, fue el ancestro de las estufas a combustión de leña actuales. Hecha de hierro fundido, tenía una puerta con bisagra que encerraba el fuego y un ventilador ajustable que controlaba la tasa de combustión.

Recibió títulos honoríficos por parte de las Universidades de Harvard, Yale y Oxford; así mismo como resultado de sus trabajos científicos, Franklin es elegido miembro de la distinguida Real Sociedad de Londres en 1756.
Benjamin Franklin pasó sus últimos días junto a su hija en Filadelfia. Allí habría de morir el 17 de abril de 1790.

Leer también: Revolución americana, causas,consecuencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario